Uno x uno: River 2-0 Boca

River superó a Boca por 2-0 en la ida de las semifinales de la Libertadores. Analizamos el rendimiento jugador por jugador.

Esteban Andrada (7): Gracias a él y al ‘Cali’ Izquierdoz, Boca todavía sigue con vida en la serie. Tapó varias importantes, pero las dos que encontraban a Scocco y Súarez en offside fueron sublimes.

Marcelo Weigandt (5): Un primer tiempo para el olvido y un segundo tiempo con un rendimiento un poco mejor. Así y todo, no brindó seguridad y su proyección fue nula.

Lisandro López (4): Venía bien, sufriendo un poco con Súarez pero manteniendo el control. En el segundo gol, perdió a Fernández.

Carlos Izquierdoz (7): Se vistió de ‘Patrón’, aunque no alcanzó. Bloqueó el remate de De la Cruz en el penal que hizo Mas. Interceptó varios pases que llevaban peligro.

Emmanuel Mas (2): Infracción innecesaria para que River habrá el marcador desde el punto penal. Por su sector, también llegó el segundo tanto del rival. Flojo.

Franco Soldano (5): Jugó de volante derecho siendo centrodelantero. Hizo lo que pudo, metió y buscó ser un baluarte en el juego aéreo. El más difícil de analizar.

Nicolás Capaldo (2): Falló una increíble, otra se le fue por encima del travesaño. Terminó yéndose bien expulsado por un patadón, aunque el árbitro lo había amonestado antes de revisar el VAR y, de todos modos, se iba a perder la vuelta por acumulación de amarillas.

Iván Marcone (6): Buscó ser el único volante central para que Capaldo se despliegue, cumplió cuando River no lo arrinconó con la superioridad numérica. Estuvo impreciso en algunos tramos del partido.

Emanuel Reynoso (2): Nada. Ni sociedad con Mac Allister, ni ayuda en la marca por la izquierda (Montiel lo superó siempre), ni su clase para alguna individualidad. Pareciera que hipotecó su lugar.

Alexis Mac Allister (3): No pudo hacerse conductor. La más clara de Boca a puerta fue un remate que exigió a Armani. Cuando mejoró, terminó saliendo.

Ramón Ábila (1): Dejó sólo a Capaldo y nada más. Nunca ganó un duelo aéreo, impreciso en la entrega y nulo aporte en la presión, dejandole la vía libre a Pinola para que River salga tranquilo. Espantoso lo de ‘Wanchope’, que se dedicó a discutir en el complemento y se olvidó de participar. 

Carlos Tevez (4): No se lució. Su ingreso era para aprovechar su clase. Algunas faltas generadas y compromiso para recuperar pero no pudo hacerse dueño.

Eduardo Salvio (6): Apenas ingresó, empezó a apilar rivales. Después, River lo cerró y Boca perdió el factor sorpresa que le aportaba ‘Toto’.

Mauro Zárate (4): En poco tiempo buscó la individual para llegar al descuento, pero River ya dominaba.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.