Martucci: “Todos alguna vez fuimos oficialistas y también, oposición”

César Martucci será otro de los candidatos que intentará derrotar al oficialismo, aunque a diferencia del resto, el presidente de “Corazón Boquense” pregona una unidad que permita mejorar sustancialmente cada aspecto del club. También habló de Gribaudo y Riquelme, entre otros temas.

Mientras seguimos el termómetro de las elecciones en Boca, donde el oficialismo tiene a su candidato y la oposición se arma, hay un dirigente que no quiere saber nada con que haya más de una lista. Quizás la idea más utópica desde que se empezó a vivir el año electoral sea la de nuestro protagonista de hoy: César Martucci.

El ex dirigente y presidente de ‘Corazón Boquense’ nos recibió en Boedo, donde nos planteó su sueño: Ni oposición ni oficialismo, todos juntos tirando para un mismo lado. Rodeado de sus amigos y en una oficina donde el azul y oro no faltaba ni en el baño, Martucci compartió la idea que hasta que de el tiempo, espera poder lograr, así como también todos los proyectos que él tiene en mente en caso de ser la cabeza del grupo.

-Cuando habla de “Unidad”, ¿es una utopía o una realidad?

A ver, es una ilusión a la cual no voy a renunciar hasta el último momento. Los tiempos todavía dan, tienen que pasar muchas cosas en el fútbol argentino y continental. Es adecuado seguir apostando a lo mejor que le puede pasar al club. Hay tres elementos básicos que Boca tiene que resolver y si no estamos todos juntos, va a ser difícil la resolución: Uno, es el tema del estadio, si lo politizamos, no le vamos a encontrar solución. 

Otro, es el aspecto deportivo. Las finanzas del club están bien, en sus balances le da positivo y le va a seguir dando positivo, pero con eso no estamos en condiciones de romper ningún mercado. La situación global de Argentina no nos permite contener jugadores pese a que estemos mejor que los demás económicamente. Los cracks tienen que salir de las inferiores, pero está difícil si seguimos taponando a los pibes con jugadores que vienen de afuera. 

Y el tercer punto, que el socio no lo toma tan en consideración, pero nosotros si, es que Boca es demasiado grande para tener un régimen tan presidencialista. Boca no es responsable de lo que pase en el país, pero nos quedan emparentadas con las elecciones nacionales. Si nos ponemos de acuerdo, hay que reformar el estatuto y que el próximo mandato sea un año más largo, o un año más corto.

-¿Cómo buscaría convencer a un candidato tan opositor como Jorge Ameal?

La realidad es que Jorge es socio de Boca y quiere a Boca como todos nosotros. Lo conozco y tengo una excelente relación y consideración. No tengo dudas de que quiere lo mejor para la institución. Pero quiero que participen todos, Angelici tiene su candidato, Beraldi es otro candidato y podrán aparecer otros, que tienen algo para aportarle al bienestar del club.

Si evaluamos los tres elementos que consideré anteriormente y ellos creen que individualmente lo pueden lograr, los desafío para demostrarles que todos juntos los podemos lograr, por eso voy a seguir insistiendo con la unidad mientras sea posible.

-Se comentó la idea de hacer unas primarias en Boca, ¿en qué posición quedó esa propuesta?

Fue una muy buena propuesta que hicieron tres dirigentes de Boca importantes, que intenta aproximar posiciones. Unas PASO no hace otra cosa que generar una integración. Lamentablemente, el estatuto no lo contempla, pero es una muy buena iniciativa para iniciar un proceso de conversación colectiva que quizás nos permita ponernos de acuerdo en los objetivos que queremos para Boca, que son más importantes que nosotros mismos.

-Sigamos con el plano dirigencial, ¿qué se le puede rescatar a la conducción actual y qué no?

Vayamos al oficialismo y oposición, porque nos ponemos rótulos que no responden a la realidad. Cualquiera que compita hoy o en la futura elección, fuimos alguna vez oficialistas y quizás todos fuimos oposición. Eso se termina al otro día de la elección, porque todos queremos que Boca gane y pasamos a ser todos oficialistas.

Sin dudas, la administración del club ha brindado satisfacciones, pero yo le ofrecería otras cosas al socio, ser recíprocos con ellos, por ejemplo, devolverles una cuota social o darles una más accesible. Lamentablemente, Boca exige resultados deportivos y esa es nuestra vara. Para volver a ser los mejores, la unidad es un elemento que nos va a ayudar.

-¿Qué opinión le merece Christian Gribaudo, lo ve cercano a la “Unidad”?

La verdad es que Gribaudo es el candidato de Angelici y hay que medirlo en esa circunstancia. Debe tener muchos méritos, es cierto que hace poco está en Boca y de todos los candidatos es el que menos conocimiento y desarrollo tiene en el club. Eso no significa que no pueda ser capaz, pero, a priori, esta apreciación que hicieron, es cierta. Serán los socios quienes determinen, si la unidad no se concreta, cual es el mejor candidato. Al que le toque, le voy a desear el mejor de los éxitos.

-¿Y Juan Román Riquelme?

Es difícil Juan Román, ¿quien se atreve a decirle lo que tiene que hacer? Yo no creo tener la estatura. Fue un jugador extraordinario y es un ídolo para todos nosotros, no lo debemos usar políticamente. Si el decide, hay que respetar su decisión. No quiero anticipar que haría con Román, caería en el error de utilizar su figura.

-En el último tiempo, uno de los temas políticos que más repercusión tuvo, fue el contrato con Adidas. Una parte de la oposición votó en contra por tratarse del mismo sponsor de River, ¿qué opinión le merece?

El contrato, económicamente, es bueno. Existen factores que generan una fricción: Una es compartirlo con River, como pasó con el “Banco Francés”. Al socio eso no le gusta, pero si queremos tener buenos jugadores, hay que pagar buenos contratos. A veces no se puede tener todo. Si me preguntan, yo iría en busca de un sponsor exclusivo y no compartirlo, pero en esta oportunidad se ha visto la diferencia entre lo que percibe Boca y lo que percibe River, y no es el mismo contrato. El contrato nuestro con Adidas es mejor que el que teníamos con Nike.

-Mañana suena el teléfono retiradas veces, son todos los candidatos dándole el visto bueno a la unidad y se forma una única lista. ¿Qué lugar ocuparía usted en esa lista?

Donde me pongan, a cebar mate, ja. Donde me toque, si se logra la unidad de Boca, no me interesa el rol. Si puedo ser el presidente, mucho mejor. Si me toca nada, será nada. Si elijo un puesto me contradigo. Boca es más grande que cualquiera de nosotros.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.