Beraldi: “Boca hoy es una empresa, tenemos un club abandonado”

José Beraldi será otro de los candidatos que intentará derrotar al oficialismo. El presidente de “Volver a Ganar” remarca su lucha por recuperar el aspecto social del club, opina sobre Gribaudo y reconoce que le gustaría contar con Riquelme en su gestión.

Jueves por la tarde, en La Boca, nos encontramos en la entrada al búnker de José Beraldi. El frío en la ciudad de Buenos Aires se siente, pero ya en agosto y a nada de las elecciones, el clima se calienta en el ‘Mundo Boca’.

Todavía con la herida abierta de la derrota ante Almagro, dejamos de lado -aunque no tanto- el fútbol y nos centramos en el futuro del club. Ingresamos a un búnker, el cual tiene olor a unidad, esa que en la política nacional ha tenido una gran influencia y ahora quiere jugar su papel protagónico en el club azul y oro.

Nos sentamos en la sala de conferencias, teñido de azul y oro como todo el lugar, con la frase “Volver a ganar”, el slogan que ha elegido el candidato para poder ser presidente de Boca y una pared empapelada con una de las tantas propuestas que definen el futuro de La Bombonera. Nos acomodamos, José se prepara y arranca un mano a mano en el que no quedará ni un tema para tocar y en el cual se ve un candidato que extraña su lugar en el club, aunque en esta ocasión, buscará ocupar el sillón del máximo mandatario.

-La unidad es un tema que se vio plasmado en la Elección Nacional, ¿usted cómo ve esta posibilidad de competir con la oposición unida en Boca?

La unidad depende de las voluntades de los candidatos a presidente, y de la gente que quiere sumarse al espacio que yo también estoy proponiendo. Acá lo que hay que dejar de lado son los egos personales si queremos realmente hacer una unidad, y demostrarle al oficialismo que hay un grupo fuerte que propone otra forma de conducir el club. Es lo que estamos buscando. Yo tengo una muy buena relación con Royco Ferrari, lo conozco mucho, de antes del fútbol. Me molestó mucho lo que le ha pasado con el oficialismo. Mantuvimos conversaciones, coincidimos en varias cosas. Es bueno esto para ir tratando de cerrar acuerdos con la gente que realmente quiere lo mejor para Boca.

-Muchos dicen que no lo conocen a Christian Gribaudo -el candidato del oficialismo-, ¿usted qué opinión tiene?

Su pasado en Boca yo tampoco lo conozco, porque no lo tiene. Creo que tiene cinco años de socio, más no. No lo he visto en la cancha, no lo he visto en La Boca y se de su historia política por lo que me cuentan. He hablado con él tres o cuatro veces, saludándolo con respeto cuando me lo crucé, pero nada más. A mi parecer, sin ninguna crítica ni problema personal, creo que no tiene la historia ni la experiencia como para ser Presidente de Boca.

-¿Cree que volver a acercarse al socio y hacerlo sentir parte es algo clave?

A mi me da placer hablar con los socios, más allá de las reuniones que hago, también los llamo personalmente por teléfono. La queja general es que se siente un cliente y no un socio, entiende que el club está cerrado y entiende que las cosas no están claras con las entradas. Por ejemplo contra Tigre, por la web y en Córdoba, se seguían vendiendo las entradas el domingo a la mañana y desde acá decían que no viajen porque no había más entradas. Buscamos cambiar esto. El socio está cansado de que no haya vida social, de los fracasos deportivos, de viajar del interior sin saber con que se va a encontrar acá, de las malas compras de los jugadores. Cuando yo estuve en Boca estas cosas las manejábamos de una forma distinta. Eso es lo que le proponemos al socio, un cambio en todo esto. Yo nací a una cuadra de la cancha de Boca, viví dentro de la cancha de Boca. Uno conoce otra historia de vida del club que quedó muy lejos. Boca merece volver a eso.

-¿Qué medidas concretas piensan desde su espacio para contrarrestar las problemáticas que vive Boca respecto a la vida social?

Primero hay que entender que los dueños del club somos los socios, eso es lo más importante. El respeto al socio tiene que estar siempre. Y sobre la vida social, por ejemplo, con las cuatro manzanas que la Justicia le dio a Boca, en lugar de hacer un estadio nuevo, propongo hacer una Villa Olímpica a la altura de lo que el club merece. En una manzana un polideportivo, otra para los quinchos y piletas, para todos, no para pocos, y espacios para canchas de fútbol. El barrio lo requiere, hoy en día los socios no tienen nada. Y también lo requieren los deportes que hoy no se les da importancia, el básquet, el vóley, entre otros. Siempre digo que todo lo que tiene la camiseta de Boca hay que apostarle para ganar.

-Usted en 2011, en una reunión cuando presentaba su candidatura, dijo que Boca había perdido la identidad y la capacidad de atraer a los más chicos que viven en el barrio. ¿Cómo se puede solucionar la deuda que Boca tiene con el barrio? 

Hay muchas cosas, yo creo que Boca está a la altura de tener una escuela propia. Así incluís a los chicos a la escuela y es como ya ponerles las camiseta. Hay cosas que vos podes generar. Darles una vida deportiva, darles una buena pileta en verano, invierno. Lo más lindo que hay es sacar a los chicos de la calle. Eso se gestiona, al igual que los éxitos deportivos. Esto es gestionar un éxito en la vida social.

-También hay algo que preocupa. ¿Cómo se logra que se respete lo que es Boca, un Club Atlético? Por parte de los deportistas, escuchamos que no alcanza con lo que se hace.

Porque esto es una empresa. Hoy Boca está manejado como tal, entonces lamentablemente estas son las consecuencias que se pagan cuando uno tiene un criterio de manejar las cosas como una empresa y pensar que todo es juntar plata. Vos tenés que pensar en el socio, que es el que aporta y el que genera que vos tengas bien los números y el club. Y hoy tenés un club abandonado, que recibe casi un millón de dólares por mes de los adherentes por nada a cambio. Si vos pensas en el socio, es preferible que gaste en algo razonable en el club.

También se malgasta el dinero, porque Boca no tiene la necesidad de estar en un hotel concentrando teniendo el complejo de Ezeiza que se hizo -en principio- para eso, y hoy cabe nada más que el tema de las inferiores. Y no es así, se debe manejar las finanzas como corresponde. 

-¿Cómo se vuelve a ganar? 

Para ganar hay que recuperar el prestigio, hay que saber defender a Boca en la Conmebol, hay que saber defender los derechos de la camiseta y hay que saber armar equipos. El éxito se gestiona. Yo siempre digo que nadie garantiza nada, no voy a prometer Copa Libertadores, títulos, pero si armar los mejores equipos posibles para que eso se dé. Lo viví y lo conozco. Tengo la experiencia para eso. Falta que el socio me dé el voto confianza para demostrarle por qué. Fui vicepresidente de Boca, Ameal fue candidato varias veces y ha perdido. Fue presidente lamentablemente por la muerte de Pompilio. Si el hincha de Boca tiene memoria, creo que un voto de confianza merezco.

-¿Qué opina del acercamiento de los ídolos a la política del club y sobre todo de Riquelme? Vos lo conoces más que otros dirigentes…

(Interrumpe). Mucho más que otros lo conozco. 

-¿Lo va a sumar?

Yo viví viajes, concentraciones, lo conozco mucho a Riquelme, tengo una gran relación con él. Lo llamé y lo invité, pero no lo quiero usar como bandera política. Ojalá se sume, los ídolos tienen que sumarse. Tengo muy buena relación con muchos, Bermudez, Abbondanzieri, Córdoba, Palermo, Ibarra, Battaglia. Yo los quiero a todos acá, quiero que colaboren en Boca.

Yo quiero que el fútbol profesional y de inferiores sea una sola cosa, no quiero que haya técnicos en las inferiores que solo quieran salir campeón, quiero formadores de chicos para que lleguen a primera.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.