Lejos de brillar: Boca derrotó a Argentinos y jugará otra final

Lejos de brillar, Boca derrotó a Argentinos Juniors en La Bombonera por 1 a 0 y jugará la final de la Copa de la Superliga.

Boca superó a Argentinos Juniors en La Bombonera por 1 a 0 en el encuentro correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa de la Superliga. El equipo de Gustavo Alfaro tenía el sueño de jugar otra final, enfrente, el conjunto de La Paternal venía dulce tras el triunfo ante Deportes Tolima en la Copa Sudamericana 2019. La visita apretaba, ahogando la salida de los locales, que también se mostraban imprecisos.

El mal momento de cara al arco de Cristian Pavón y Darío Benedetto se hizo notar, teniendo claras jugadas de gol que se encargaron de fallar con decisiones preocupantes de cara al arco. Ya sobre el final lo tuvieron ambos, pero Lucas Chaves y Esteban Andrada se lucieron ante las situaciones de riesgo.

El complemento fue más friccionado, ambos equipos se encontraban lejos de brillar y parecía que ninguno quería llegar a los penales. Aante la falta de puntería, los nervios se empezaron a apoderar de los protagonistas. Un regalito de Andrada para Damián Batallini en el comienzo le puso los nervios de punta a todos, pero el arquero de la Selección Argentina respondió ante el remate.

Argentinos se quedaba con 10 por la expulsión de Matías Romero y a los 10 minutos, con un hombre de más, llegó el envión anímico que quebró el resultado: Mauro Zárate, de flojo partido, aprovechó por la izquierda la jugada colectiva que le hizo llegar la pelota y mandaba un centro, no fue Benedetto, tampoco Carlos Tevez, pero si Lisandro López el que conectó y con la cabeza abrió el marcador. 

Boca se relajó, La Bombonera no fue tan piadosa y se lo hizo sentir a la gente con su ensordecedor aliento, pero el equipo no hizo click y entró en un momento complicado. Iván Marcone, con una infracción imprudente, se terminó yendo expulsado aunque no parecía merecer la roja directa.

Argentinos intentó con sus armas encontrar el empate que el alcanzaba para poder avanzar a la final, pero el equipo de Gustavo Alfaro aguantó como pudo. El ingreso de Jorman Campuzano le aportó equilibrio, así como el de Sebastián Villa desequilibrio.

El Xeneize lo aguantó, estuvo lejos de brillar, pero con el gran momento de su arquero y los propicios cortes que le permitieron lograr avanzar a una nueva definición. Será la semana que viene, en Córdoba y ante el intratable Tigre. El equipo chico que juega bárbaro contra el gigante que tiene dormido su juego. Lo positivo, es que este equipo se esta acostumbrado de a poco a jugar finales.

Lee también: Boca – Argentinos: Previa, horario, TV y formaciones

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.