Mucha tensión y poco fútbol: Boca y Vélez empataron en Liniers

En un partido con mucha tensión y poco fútbol, Boca empató en Liniers ante Vélez en la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

Por la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga, Vélez y Boca empataron 0 a 0 en el José Amalfitani. El equipo de Gustavo Alfaro jugaba con un hostigamiento de parte de la gente para uno de sus jugadores: Mauro Zárate. Parece que todos se vieron contagiados por la falta de respeto constante para el delantero, ya que el primer tiempo fue espantoso, estéticamente hablando.

Friccionado, con alta tensión tanto en el ambiente de un estadio que lejos estuvo de lucir lleno. En el campo de juego se sintió y se olvidaron de jugar al fútbol.

Mientras Lechuga y Grabiel Heinze reventaban sus gargantas con la intención de haber corregido ese espanto visual, en la primera parte no hubo absolutamente nada que resaltar salvo un cabezazo de Carlos Izquierdoz tras un centro de Zárate que aunque fue clara, el central cabeceó afuera. Por el lado del Fortín, fue Matías Vargas quien no llegó antes que Esteban Andrada a una pelota, en lo que también parecía una situación de riesgo.

El complemento no tuvo una respuesta de Boca, pero si de Vélez. Si bien Alfaro buscó romper un poco con el tímido partido del Xeneize, que contó con unas flojas actuaciones de Cristián Pavón y Nicolás Capaldo, los ingresos de Carlos Tevez y Jorman Campuzano no aportaron lo que se esperaba. El único que estuvo a la altura para tener incidencia en el empate fue Andrada, con él co-protagonismo de un firme Izquierdoz.

El arquero sacó un cabezazo de Pablo Galdames ante un grosero error de Julio Buffarini y luego una muy brava a Álvaro Barreal. Sobre el final, en el cual no hay ninguna jugada del equipo de Alfaro destacar en ataque porque no existieron, Nicolás Domínguez estrelló el travesaño, demostrando que si bien en el fútbol no corre, el merecimiento fue para el local ante la pésima segunda parte del equipo de La Boca.

Mucha tensión y poco fútbol en Liniers. Zárate tuvo su momento de protagonismo en las tribunas, pero al igual que casi todo el equipo, no respondió en la cancha. Habrá mucho por mejorar ya que parece que el que mejor sale parado es el equipo del ‘Gringo’ Heinze, quien demostró más ideas que el Xeneize de Alfaro.

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.