Windi Graterol, el nuevo refuerzo

Windi Graterol se convirtió en el nuevo refuerzo de Boca para lo que resta de la temporada; llega de disputar la Liga brasilera NBB.

Tras la salida de Alex Galindo días atrás, el conjunto dirigido por Guillermo Narvarte tenía un ficha mayor libre y hace unas horas confirmó la llegada de Windi Graterol. Es una fichaje de calidad, ya que el venezolano integra el seleccionado de su país y tiene una presencia importante debajo del aro.

Graterol, de 2,04 metros, proviene del equipo Brasilia, de la NBB, donde promedió 13.1 puntos (58.8% en tiros de campo), 7.9 rebotes, 0.9 asistencias y 1.0 tapas en 28 partidos. Además jugó en Cocodrilos de Caracas, Capitanes de Arecibos y Guaros de Lara.

Con 32 años, Graterol tiene una historia de vida dura: En el 2006 sufrió un accidente que lo sacó de las canchas por un año luego de fracturarse el tobillo izquierdo, en el cual perdió parte de la tibia y estuvo al borde de dejar el básquet para siempre:

“Muchos creían que no iba a volver jugar, se burlaron y criticaron. No pude caminar por un tiempo, pero a los cuatro meses me puse mi tobillera y mis vendas y comencé a lanzar en la cancha. Iba solo y ellos no se enteraron, no me quería ver en mi casa frustrado y eso me fue dando ánimo. Fue un proceso largo el de la recuperación y corrió todo por mi cuenta, pero logré superarlo y aquí estoy. En ese momento son más las personas que te dan la espalda que las que te apoyan. Departe de los equipos también te dan la espalda y eso lo tomé como motivación, me dije a mi mismo que tenía que mejorar y demostrar que si podía y así fue”

El venezolano contó esto a FIBA durante la Americup 2017, demostrando como se sobrepuso a la adversidad que le ponía la vida por delante y la cual superó para hoy en día convertirse en refuerzo de Boca.

 

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.