De menor a mayor: Boca goleó a Wilstermann en La Bombonera

Boca derrotó a Jorge Wilstermann en La Bombonera por 4 a 0. El Xeneize fue de menor a mayor y por los goles de Reynoso, Benedetto de penal y el doblete de Zárate, se llevó el triunfo.

Por la cuarta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2019, Boca derrotó a Jorge Wilstermann por 4 a 0 en La Bombonera. Tras el traspie en Brasil, el Xeneize estaba obligado a ganar frente al rival más débil del Grupo G. No fue bueno el arranque, con muchos errores individuales y colectivos, sumado al gran partido de Cristián Chávez, el ex Boca que entendió como tenían que jugarle al equipo de Gustavo Alfaro. El remate antes de que se cumpla el minuto de Carlos Tevez parecía anticipar algo que nunca sucedió: Un partidazo.

29 minutos más tarde, Sebastián Villa provocó el primero de los dos penales de la noche. Darío Benedetto agarró la pelota y ejecutó el remate que Arnaldo Giménez mandó al corner. Parecía que nada podía salir peor y la impaciencia se hacía presente. Pero a los 35 minutos llegó la primer alegría: Julio Buffarini lucha, traba y gana una pelota, se posa sobre la derecha y saca un centro que debería ser parte de un manual para el para ‘El lateral derecho definitivo’, teledirigido para que Emanuel Reynoso cambie por gol.

Hasta ahí, se hacía una especia de justicia: ‘Bebelo’ era el mejor de Boca y pese a no ser su especialidad y encontrarse en el corazón del área de casualidad, recibía su premio, aunque la ovación fue para ‘Buffa’, quien cada día se mete más y más adentro del corazón del hincha. Luego fue Wilstermann quien tuvo el empate: ‘Pochi’ Chávez pateó muy bien un tiro libre que olía peligro, pero Esteban Andrada desactivó la bomba con una gran atajada y mejor respuesta en el rebote. Para suerte del Xeneize, el primer tiempo terminaba tras otra recaída en el juego.

El complemento, con el plus del ensordecedor aliento de la gente, fue pura alegría. Dejó en evidencia que el Xeneize fue de menor a mayor, pero con gran determinación aunque poca efectividad. A los 60 minutos del partido, Tevez fue bajado en el área y la revancha recaía en los pies de Pipa. Benedetto no falló y cambió por gol para poner el segundo.

Faltaba un revulsivo, algo para cerrar esta noche. ¿Y quien si no?, si lo está pensando, la respuesta es obvia: Alfaro hacía ingresar a Mauro Zárate. En la previa, miles consideraron injusta su salida del once, pero el delantero responde y con goles, para hacerle doler más la cabeza al técnico. A los 85 minutos, aprovechó una contra que salió desde Andrada, metió un freno y la picó ante la salida del arquero. Locura y ovación de la tribuna, aplausos de su rival por el puesto y el resto de sus compañeros. Mauro fue efectivo y cumplió, pero había tiempo para mas.

En el cierre, cuando terminaba, Zárate aprovechó su oportunidad y convirtió el cuarto del partido y el segundo en su cuenta personal. Con poco, sigue siendo el goleador del ciclo y demuestra que en el equipo es más que necesario.

De menor a mayor, así fue el partido de Boca. Le faltó algo, quizás mayor presencia, pero lo cerró de la manera adecuada. Dejó contento y apartó un par de fantasmas que parecían avecinarse. Ahora, serán 6 puntos claves para terminar bien arriba: Deportes Tolima en Colombia y Athletico Paranaense en La Bombonera ¿Podrá con todo?

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.