¿En serio creían que estábamos muertos?

La Bombonera vibró en una nueva noche de Copa Libertadores. ¿En serio creían que estábamos muertos? Boca y su gente demostraron lo contrario.

El episodio en Madrid seguramente haya sido de los más dolorosos que sufrió Boca a lo largo de historia, perder la final del torneo más importante de América ante el rival de toda la vida puede generar un golpe psicológico difícil de revertir para la mayoría de los equipos, pero si hay algo que se sabe pese al esfuerzo del sector periodístico que odia y defenestra al Club de la Ribera día a día, es que el Xeneize no es un club más.

Ayer volvió la Copa Libertadores a La Bombonera, esas noches que hacen diferente a la competencia. El Alberto J. Armando vibró al compás de la gente y el equipo, los cuales estuvieron a la altura que la historia demanda. Mientras algunos logran llenar sus vitrinas, se olvidan que a los clubes los hace grande su gente, y que la muerte solo se logra desapareciendo, algo que acá nunca paso.

Lee también: Sede y fecha para la Supercopa Argentina

Los muertos no hablan, tampoco se mueven ¿Como puede estar muerto Boca después de la exhibición de ayer? El estadio latió, también habló a favor de su equipo y en contra de las organizaciones deportivas que tanto mal le hacen a la Libertadores. Hay una canción que tiene una parte que demuestra lo que sucedió el martes: “La danza de los que resisten bailando aunque quieren que no seamos nadie”.

Eso busca el sector que responde a los últimos campeones, quieren hacerle creer al mundo que Boca ya no es nadie, que pereció aquel oscuro 9 de diciembre de 2018 en Madrid. Pero si hay algo que nunca van a ver es al Xeneize muerto, al contrario, está vivo y más que nunca.

 

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.