Se le escapó sobre el final

El Xeneize no pudo contra San Martín de Corrientes, en condición de local, y perdió por 82-76. Matías Sandes fue el goleador con 20 unidades.

Tras vencer a La Unión en Formosa, Boca cayó en el primer partido del año en condición de local. El verdugo de la noche fue San Martín de Corrientes, quién lo derrotó por 82-76.

Sobre las acciones del partido, el inicio del cotejo fue de ida y vuelta, sin sacarse muchas diferencias (5-5, Lee Roberts comandando a la visita), hasta que ambos entraron en una meseta ofensiva. Fue Lucas Gargallo con 4 puntos al hilo que despertó el goleo local para sacar una distancia de 5 (14-9) con 3’20” por delante. Sin embargo, San Martín tomó confianza desde la línea para meter un parcial de 0-6 (14-15), y aunque Boca movió el banco no pudo pasar al frente y cerró el primer chico por 16-17.

En el segundo período, El Xeneize arrancó muy bien liderados por Jasiel Rivero (8) para escaparse a 6 (26-20) con 7’50” por jugar. Una falta antideportiva de Gargallo fue capitalizada de la mejor forma por parte de El Santo que, con 4 tantos de Tomás Zanzottera y un libre de Lucas Faggiano, achicó a la mínima (26-25). Sin mucha claridad en ataque, con un triple de Gargallo más 4 unidades jugando en el poste bajo y una bomba de Álex Galindo, Boca paró el avance de la visita (38-31). No obstante, con un 7-0 para San Martín consiguió irse al descanso largo abajo por 40-36.

Al regreso, si bien comenzó mejor El Santo con tantos abajo del aro para igualar en 42, un triple de Alejandro Konsztadt le dio la iniciativa en ataque y, luego, apostando al juego de Matías Sandes (4) sacó 5 (49-44) con 6’27” restantes. Aunque San Martín no bajó los brazos y siempre logró descontar a 2 para que nuevamente los dirigidos por Guillermo Narvarte se escaparán a 5, entraron al último segmento 58-55 en favor del local.

No obstante, un 4-0 para San Martín le dieron la ventaja en el arranque y lo mantuvo hasta los 6’41”, que con Rivero al mando, Boca igualó en 65 promediando el parcial. En desarrollo del juego se tornó más friccionando y cortado – la visita se cargó de faltas- pero El Santo consiguió una máxima de 6 (70-76), con 1′ para el final. Cuando parecía que las esperanzas se esfumaban, un doble de Sandes y un robo de Boccia en la salida de fondo, que terminó en conversión, les dio la chance de ponerse a 2 (27″9″‘). Malas decisiones en los saques y errático a la hora de lanzar, Boca no pudo y cayó por 82-76.

El próximo encuentro será el martes 15, en condición de visitante, ante Ferro.

Etiquetas
Close
Close

Bloqueador de publicidad detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad. Por favor, considere apoyarnos para que sigamos online desactivando su bloqueador de anuncios para esta página. Muchas gracias.