Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En plena pretemporada, Darío Benedetto habló de los objetivos que se le vienen al Xeneize y como llevó su recuperación tras la rotura de ligamenos cruzados.

Boca esta en Estados Unidos, más precisamente en Sarasota, donde realiza la parte fuerte de la pretemporada. Un caso particular si lo hay, independientemente de los nuevos jugadores que llegaron al club, es el de Darío Benedetto. El delantero viene de dejar atras una rotura de ligamentos cruzados, que no solo lo dejó afuera de la Superliga que finalmente terminaría conquistando el equipo de Guillermo Barros Schelotto, sino que también sin jugar la Copa del Mundo de Rusia 2018 para la Selección Argentina. A Pipa le dolió todo lo que atraveso en este duro momento de rehabilitación y todas las cosas que se perdió:

“Tenía la ilusión de jugar un Mundial por primera vez. No sabía si iba a ir o no, pero el técnico me llevó en las Eliminatorias y la chance estaba. Me dolió no poder seguir en carrera. Después, la lesión fue dura, se requiere de mucha cabeza y paciencia. Ver a tus compañeros jugar, patear al arco y no poder hacer nada con la pelota es difícil. Lo peor ya pasó. Ahora estoy trabajando para ponerme bien y pensar en lo que viene”

En cuanto a como lleva estar a la par de sus compañeros en la pretemporada, en charla con el Diario Olé, reconoció que empezar antes le sirvió para igualar condiciones:

“Arranqué una semana antes para poder comenzar de cero, a la par de mis compañeros. Estos primeros días están costando, pero siempre supe que iba a ser así. Por eso ahora estoy metiéndole con todo para ponerme a punto de cara a lo que se nos viene”

La triple competencia, la cual tiene como objetivos principales y en orden de prioridades conquistar la séptima Copa Libertadores y el tan esquivo tricampeonato en el fútbol argentino, para el ex América de México llevar la camiseta de Boca es una razón más que suficiente para luchar los tres frentes:

“¿De que nos agarramos para saber que podemos llegar lejos en todo lo que jugamos? Del escudo de Boca. Sabemos que somos el equipo más grande de la Argentina y este club te impone este tipo de cosas. Hay que pelear la Libertadores, la Superliga y la Copa Argentina. Siempre hay que estar ahí. Obviamente que después puede darse o no, eso al margen, pero cuando uno viene a Boca sabe que hay que pelear todo lo que está en juego”

Finalizando, habló de dos compañeros con realidades un poco distintas: Cristián Pavón y Carlos Tevez. Del jugador que disputó el Mundial de Rusia 2018 con Argentina, remarcó lo vital y determinante que es en el plantel y lo llenó de elogios. En cuanto al Apache, reconoció que todo esto es una revancha para el ex Juventus y depositó confianza en que recupere el nivel que todo el Mundo Boca espera:

“Obvio que para Pavón,  haber jugado un Mundial le tiene que servir para agarrar mucha más confianza y para mostrarse. Es un chico que tiene un futuro enorme y seguramente lo vamos a poder disfrutar muy poco en Boca, porque es la realidad. Desde el arranque de la Libertadores y en los dos campeonatos que logramos, siempre fue importante en todo, es un jugador fundamenta para nosotros. Es distinto. Y Carlitos es consciente de que no tuvo un buen nivel futbolístico, pero el equipo tiene toda la confianza en él. Sabemos que es un ídolo y que es muy querido por los hinchas. Ahora, tiene que meterle con todo en esta pretemporada y ponerse al 100% para dar el máximo. Es un jugador fundamental para nosotros porque nos puede dar juego y nos puede dar pase gol”

Artículos Relacionados