Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El último campeón de la Copa Libertadores con Boca, Miguel Ángel Russo, opinó del sorteo y del rival a enfrentar, Libertad: “Es un equipo fuerte y experimentado”, indicó.

Seguramente muchos recuerden el Boca de Miguel Ángel Russo, el último equipo que logró alzar la Copa Libertadores, allá por el 2007. Justamente, ese equipo también se cruzó en su camino a la gloria frente a Libertad de Paraguay, rival que le tocó al conjunto de Guillermo Barros Schelotto en los 8vos de final de la actual edición. El ex entrenador del equipo opinó sobre el conjunto paraguayo y sostuvo:

“Primero, con los equipos que había y lo fuerte que eran, podía tocar cualquier cosa. Todo hay que jugarlo y ganar. Yo respeto mucho a Libertad. Tiene su forma e idea. Es un rival fuerte. Son un equipo experimentado para jugar Copa. Y como está esta copa, no podés decir de antemano que te tocó un rival fácil o difícil. Para ser campeón le tenés que ganar a todos”.

En cuanto al presente del Xeneize, en diálogo con Fox Sports, el actual técnico de Millonarios expresó:

“Boca es candidato siempre, de eso no tengo dudas. Boca es Boca. Quitarle el mérito o decir no es candidato es subestimarlo. Boca es Boca por su gente, por La Bombonera, por un montón de cosas y en algún momento va a salir campeón otra vez”.

Sobre el certamen en sí, agregó:

“La Copa es otra cosa. Te obliga siempre a superarte y a no caerte, pese a las dificultades. Todo el mundo quiere ganarla, no es que alguien diga que la juega para ver lo que pasa, y cada vez es mayor. Es la novia que uno busca y un ratito la tenés, pero la perdés y después la querés buscar toda la vida. Se siente, se vive y se piensa de esta manera”.

Por otro lado, elogió la labor de Guillermo Barros Schelotto al frente del equipo:

“Guillermo me gusta como técnico. Tiene su forma, su estilo, y uno lo conoce desde los inicios en Lanús. Dirigir Boca no es fácil, no es simple, y mantenerse es mucho más difícil aún. Boca siempre te obliga a algo más, es un club que tiene permanentemente movimiento. Y si vos no estas tranquilo, ese movimiento te lleva a una vorágine de la que tenés que salir”.

A modo de cierre, recordó a Juan Román Riquelme, una de las principales figuras del título logrado en 2007:

“Más allá de su talento natural, Riquelme es el que mejor entendió el juego. Es difícil y se lo remarco siempre a los jugadores que me toca dirigir. Con jugadores que entienden el juego, siempre todo es mucho más fácil”.

Artículos Relacionados