Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Criticado por su rendimiento en la caída ante Argentinos Juniors, Seba Pérez remarcó que se siente en deuda con el club y le mandó un mensaje a las críticas que recibe por ser vegano.

La derrota con Argentinos Juniors dejo muchos interrogantes en cuanto al nivel de los recambios. Uno de los más criticados, Sebastián Pérez, remarcó que aunque volver de la lesión fue importante no se sintió comodo en La Paternal. El volante habló con Fox Sports Radio:

“Ya estoy recuperado de la lesión y me siento bien. Fue un tiempo largo para mi, poder volver y poder jugar, intentando siempre llegar al nivel que conocieron. Es difícil en un equipo como Boca que ya tiene una base, hay que remar muy fuerte desde atrás. Me sentí raro, un poco extraño. Tuve intervenciones buenas y otras malas. En cuanto a lo grupal fue una mala noche. La inactividad me generó un poco de desconfianza, me cuesta agarrar este tipo de partidos con seguridad, que es algo que se gana más adelante y con tiempo”.

Lee también: Concentrados en Tigre: Varios regresos

En cuanto a lo personal, el colombiano resaltó que siente que no le devolvió al club la confianza depositada desde su contratación y se mostró fuerte para revertir la situación:

“Estoy en deuda completamente con Boca. La lesión llegó en un mal momento, iba a tener más continuidad y viendo videos, lo poco que jugué lo había hecho bien. El equipo titular está y es difícil volver, mis compañeros están en un gran momento. Me estoy recuperando bien y voy a llegar a ese nivel que todos conocen y por el cual llegué acá”.

Estigmatizado por su elección de vida, la cual fue convertirse en vegano, el volante aclaró que las críticas son por falta de información y destacó la banca del cuerpo técnico:

“La gente desconoce mucho del tema de mi estilo de vida. Lo primero que se le viene al tema es que como lechuga y tomate todo el tiempo, hay que conocer para poder hablar. El día que me sienta débil y no pueda más, cambió mi rutina. El CT lo primero que me dijo es que me sienta bien, ellos pusieron su confianza en mi mano. Ellos no están todo el tiempo en mi casa controlando que como. Yo antes de llegar tenía un poco de grasa. Baje de peso pero perdí esa grasa. Tenía que ganar 2 kilos de masa muscular y ya los recupere. Yo no era un jugar de marcar, soy diferente a Wilmar. A mi me gusta manejar más la pelota, no todos tenemos las mismas capacidades”.

Finalizando, se definió como un jugador más técnico que físico y desea que su trabajo sea juzgado por su accionar en el campo de juego y no por su manera de vivir:

“Nunca fui un jugador físicamente muy grande, hay mucho tabú en cuanto al tema del veganismo y alimentación. Tienen que respetar mi manera de comer, yo no les ando diciendo a los demás que tienen que hacer. Antes de la lesión comía de todo, después también. Si me lesionaba siendo vegano iban a decir que era por eso. Tuve un cambio muy radical y gane mucha energía. En el club me han apoyado en cuanto a mi decisión y me dan un menú muy bueno, trabajo con una nutricionista. Hay que hablar de mi trabajo en la cancha”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.